Carta ética

Nuestra carta ética establece los principios y valores que todo colaborador de Republic Technologies International debe aplicar a su comportamiento y actitud profesional.

PREÁMBULO

Republic Technologies, sus filiales y sociedades afiliadas en Europa, (en lo sucesivo “el Grupo”) ejercen múltiples especialidades e intervienen en numerosos países.
A pesar de esta diversidad, el grupo y todo su personal comparten principios de acción y suscriben valores comunes.

El Grupo desea responder a las expectativas de sus clientes, proveedores, accionistas, y de su personal, en el cumplimiento de principios caracterizados por:

  • La profesionalidad para desarrollar la calidad de los productos y servicios prestados a sus clientes;
  • El espíritu de equipo, para emprender, innovar, crear y reforzar la solidaridad y las sinergias;
  • La colaboración, para favorecer relaciones equilibradas y transparentes con sus interlocutores;
  • El sentido de la responsabilidad social;
  • El estricto cumplimiento de la legalidad aplicable;
  • La responsabilidad medioambiental.

Síntesis de referencias comunes, en el conjunto del grupo, la presente carta ética enuncia los principios que deben ser respetados por sus directivos y trabajadores en el ejercicio de sus funciones.

Republic Technologies cumple la Declaración Universal de los Derechos Humanos adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1948, y suscribe los valores del Pacto Mundial adoptado por las Naciones Unidas el 26 de julio de 2000.

Principio n° 1: Cumplir la legalidad y aplicar la Carta ética

Los miembros del personal y los que, en cualquier concepto, representen al grupo deben cumplir las leyes y los reglamentos vigentes en todos los países o contextos en los que operen. También velan por el constante cumplimiento de los principios, objetivos y compromisos que fija la presente Carta ética.

Ésta se entrega a todas las personas que pertenecen al grupo. Todos los miembros del personal son conscientes de que la violación de la presente Carta ética compromete su responsabilidad personal.

Todos los actos y actividades del grupo deben alcanzar los estándares éticos más elevados y permitir el establecimiento y la difusión de información concreta, completa y verificable sobre las actividades del grupo.

Principio n° 2: Respetar al individuo en la gestión de los recursos humanos

El grupo vela por el respeto de la igualdad de oportunidades en la contratación, el empleo, el desarrollo personal y profesional y de promoción a todos, hombres y mujeres, sin distinción alguna de raza, edad, nacionalidad, religión o cultura.

Para apoyar los esfuerzos de desarrollo de su personal y luchar contra la exclusión social, el grupo le proporciona la formación inicial y permanente, necesaria para el ejercicio de sus funciones y su evolución. Presta especial atención a la integración y desarrollo profesional de las personas con discapacidad.

El Grupo busca la perennidad de los empleos de su personal y favorece, en la medida de sus posibilidades, la reconversión y reclasificación en caso de reestructuración.

Respetuoso con los convenios internacionales de la Organización Internacional del Trabajo, el Grupo se ha comprometido a no recurrir, directa ni indirectamente, al trabajo infantil ni al trabajo forzado.

El Grupo promueve y mantiene condiciones de trabajo sanas y seguras, con la participación del personal que vela por informar permanentemente a sus superiores jerárquicos sobre eventuales riesgos.

Principio n° 3: Desarrollar la ética en las relaciones comerciales

Todos los miembros del personal deben actuar con lealtad e integridad en todas sus relaciones comerciales y promocionales con sus clientes o proveedores. En tal concepto, tiene prohibido recurrir a prácticas ilícitas, especialmente de corrupción activa o pasiva.

Están formalmente prohibidos los pagos ocultos, directos o indirectos, y cualquier regalo cuyo valor sea más elevado de lo habitualmente admitido, con el fin de favorecer el establecimiento o mantenimiento de relaciones comerciales con un cliente.

Asimismo, todos los miembros del personal tienen prohibido aceptar, durante el ejercicio de sus funciones en el Grupo, directa o indirectamente, regalos de valor o pagos ocultos.

Principio n° 4: Luchar contra el comercio ilícito

El Grupo y sus empleados son conscientes de la existencia de mercados fraudulentos, y se comprometen a evitar cualquier tipo de contacto e implicación, directa o indirecta, con este comercio ilícito.

Por ello, todos los empleados deben velar por que sus interlocutores, en particular clientes y proveedores, respeten los mismos valores que los del grupo, en términos de integridad y honestidad.

Los productos del Grupo se fabrican de acuerdo a un pliego de condiciones preciso que responde a los estándares de calidad más elevados. Nuestras marcas representan la garantía de calidad y seguridad que buscan nuestros clientes al elegir nuestros productos. Las falsificaciones no proporcionan tales garantías y arruinan el prestigio de los productos del Grupo.

Los empleados del Grupo tienen la obligación de denunciar, desde el momento en que tengan conocimiento de ello, ante su responsable jerárquico, la existencia de cualquier comercio ilícito, especialmente actos de falsificación o contrabando, susceptibles de implicar directa o indirectamente a los productos comercializados por el grupo.

Cuando tiene conocimiento de alguna irregularidad, el Grupo pone en marcha todos los medios legales a su disposición para encauzar, junto con las autoridades competentes y en el marco de la legislación vigente, todos los actos de comercio ilícito que impliquen a sus productos, como el contrabando o la falsificación.

Principio n° 5: Mantener relaciones integras e irreprochables con las autoridades

Los contactos profesionales con los funcionarios públicos, representantes de organismos gubernamentales, de la administración y de los servicios públicos están reservados exclusivamente a los miembros del personal debidamente facultados para ello, en el marco de sus funciones.

Está absolutamente prohibido realizar regalos o favores de cualquier naturaleza a funcionarios de la administración, o a representantes de las instituciones públicas, si tales regalos sobrepasan lo estrictamente ético, regular y legal. Ningún tipo de prebenda debe ser susceptible de comprometer la integridad y la reputación de cualquiera de las partes.

Principio n° 6: Preservar la imagen del Grupo

El personal del Grupo debe preocuparse por preservar y valorizar la imagen del Grupo. En este sentido, prioriza a los colaboradores externos que cumplen a su vez con estos principios.

Principio n° 7: Respetar las herramientas de trabajo

Los miembros del personal son responsables de la conservación y protección de los bienes y recursos del Grupo que están a su cargo, y se comprometen a utilizarlos en el estricto marco y para las necesidades exclusivas de su actividad profesional. Finalmente, los miembros del personal deben velar permanentemente por que los bienes y recursos del Grupo no sean objeto de robo, degradación o de cualquier delito.

Principio n° 8: Producir una información fiel y precisa

La elaboración y difusión de información, especialmente de carácter financiero y contable del Grupo, se basa en elementos que permiten análisis y verificaciones objetivos.

Las Cuentas Anuales son auditadas por una sociedad de auditores internacionalmente reconocida.

Principio n° 9: Elegir a los proveedores según criterios objetivos

La elección de los proveedores y la determinación de las condiciones de compras se basan exclusivamente en evaluaciones objetivas de calidad, precio y capacidad de prestar y garantizar servicios de nivel adecuado. Por otra parte, los proveedores del Grupo deben haber adoptado las medidas necesarias para cumplir las disposiciones legales en materia fiscal y social, especialmente las destinadas a luchar contra el trabajo ilegal o clandestino.

Principio n° 10: Preservar los intereses del Grupo en caso de conflicto de intereses

Todos los miembros del personal deben evitar situaciones o actividades que puedan dar lugar a conflictos de intereses con el Grupo o interferir con su capacidad de adoptar decisiones imparciales, sirviendo los intereses del grupo.

Cualquier responsabilidad, especialmente de administración, en estructuras exteriores al Grupo, fuera del mundo asociativo, humanitario y religioso, debe ser sometida a la aprobación de los directivos correspondientes.

En caso de conflicto de intereses, se abstendrán de adoptar decisiones por sí mismos e informarán inmediatamente a su inmediato superior.

Principio n° 11: Preservar la confidencialidad

Ninguna información de carácter confidencial concerniente a las actividades del Grupo debe ser utilizada, facilitada o revelada sin la autorización expresa de la Dirección General del Grupo.

Esto se aplica especialmente al ámbito de la investigación científica y tecnológica, los procesos de fabricación y saber hacer, los planes estratégicos y financieros, así como los expedientes del personal.

Los poseedores de información confidencial únicamente pueden divulgarla a las personas autorizadas y se abstendrán de utilizarla, directa o indirectamente, con fines personales.

Las mismas restricciones son aplicables a la información confidencial proporcionada a los empleados del Grupo por parte de sus Clientes.

Principio n° 12: Respetar el medioambiente

El Grupo cumple escrupulosamente las normas medioambientales aplicables a todos y cada uno de sus ámbitos de actividad, e intenta privilegiar la utilización de métodos que permitan reducir cualquier tipo de impacto.

Las prácticas vigentes en el Grupo en términos de desarrollo sostenible y de medioambiente están descritas en la “Política Medioambiental de Republic Technologies Group“.